Banda de Música de Cerdedo: O Camiño: Mitos e Tradicións!

Comparto unhas fotografías do pasado sábado 30 de abril no Auditorio de Cerdedo, participando no concerto da Banda de Música de Cerdedo: “O Camiño: Mitos e Tradicións!”.

Unha vez máis dar as grazas á banda de música e ao seu director José Luis Loureiro por deixarme participar no seu espectáculo. Tamén agradecerlle a Jesús Pérez por acompañarme ao tambor.

Como notas ao repertorio que interpretei de maneira solista, a peza que interpretei para abrir o acto foi baseada no “Cantar do arrieiro”, de Manuela Cortizo (Manuela das Marianas ou Manuela de Barro) e a segunda a “Alborada de Rosalía de Castro”, do repertorio dos gaiteiros de Soutelo. Esta última co gallo do 50 aniversario do pasamento de Avelino Cachafeiro e tamén das actuacións que os gaiteiros de Soutelo fixeron en Cerdedo na súa época.

Fotografías de Noelia Ratel

Forcarei prepara unha gran homenaxe a Avelino Cachafeiro no 50 aniversario do seu falecemento

• O Concello crea unha comisión organizadora na que toman parte Bautista Alberte, Francisco Viéitez e Rubén Troitiño

• A Escola de Cantería da Deputación creará unha peza gravada conmemorativa, unha petición da alcaldesa á institución provincial que se instalará na vila soutelana durante a celebración da próxima Festa do Gaiteiro

O Concello de Forcarei conmemorará este ano o 50 aniversario do falecemento de Avelino Cachafeiro, o Gaiteiro de Soutelo e célebre autor da Muiñeira de Chantada ou da Alborada a Rosalía, coa instalación dunha escultura de pedra en sinal de homenaxe e un ciclo de actividades sobre a súa figura.

A alcaldesa de Forcarei, Verónica Pichel, solicitou a colaboración da Deputación de Pontevedra e a súa presidenta, Carmela Silva, confirmoulle a creación dun fito ou peza gravada por parte da Escola de Cantería da institución provincial. A escultura levará inscrito o título do libro “Voando cas aas da vida” que publicou Avelino Cachafeiro en 1969 e que representa unha alegoría á natureza e á cultura popular da nosa provincia. Será colocada nun espazo público de Soutelo de Montes durante a celebración da próxima edición da Festa do Gaiteiro.

Antes, en torno ao 13 de abril, data do aniversario do pasamento de Avelino Cachafeiro, o Concello de Forcarei levará a cabo un acto floral con acompañamento musical no cemiterio de Soutelo.

Así mesmo, o goberno local impulsou unha comisión organizadora para os actos conmemorativos na que están presentes tamén Bautista Alberte, Francisco Viéitez e Rubén Troitiño. A próxima semana reunirase para concretar as datas exactas e ultimar os detalles do programa.

Entre as actividades previstas están a elaboración de materiais divulgando a efeméride, clases para @s nen@s participantes nas Tardes de Lecer para que coñezan e recoñezan a figura de Avelino Cachafeiro, unha sesión co título ‘Redescubrindo a Avelino Cachafeiro’ para que a veciñanza poida descubrir un pouco máis do famoso gaiteiro, e ata unha foliada no parque de Venezuela, entre moitas outras sorpresas.

E para a celebración da Festa do Gaiteiro, en cuxa programación xa se está a traballar, ademais da inauguración da peza escultórica, recuperarase o ‘Roteiro Musical Avelino Cachafeiro’ coa colaboración da Deputación de Pontevedra, onde se percorrerán os lugares da parroquia que forman parte da biografía do Gaiteiro acompañados das súas pezas musicais. Esta acción realizouse tamén en 2019 da man do artista Xurxo Souto cunha afluencia de público moi notable.

A festa do Gaiteiro ten lugar cada ano o terceiro sábado de agosto en Soutelo de Montes e foi declarada como Festa de Interese Turístico Galego no ano 2010. O evento, que deixara de contar co apoio do Concello no anterior goberno municipal, está a recuperar pulo desde que Verónica Pichel chegou á Alcaldía, amosando o compromiso do seu goberno coa lingua e a identidade cultural e local.

Información do Concello de Focarei

La gaita viajera de Avelino Cachafeiro

El historiador forcaricense Rubén Troitiño recupera en Venezuela un instrumento del Gaiteiro de Soutelo | El emigrado Francisco Vieitez murió por COVID días después regalársela

Rubén Troitiño posa con la gaita recuperada de Cachafeiro ante la imagen del fallecido Francisco Vieitez, quien la guardaba en Venezuela.

Faro de Vigo | Lois Docampo | Forcarei | 15·05·21

Con la llegada del confinamiento, Rubén Troitiño decidió ponerse manos a la obra con una tarea que llevaba tiempo retrasando. Tras años de trabajo, el joven músico y profesor forcaricense había ido recopilando una ingente cantidad de información sobre la música tradicional en los municipios de Forcarei y del antiguo Cerdedo. A través de testimonios orales y hemeroteca, el gaiteiro de madre soutelana y de padre cerdedense ha ido descubriendo la “rica y viva” tradición a nivel musical de la zona desde el año 1.900 hasta nuestros días, con un gran referente a nivel individual, Avelino Cachafeiro Bugallo, el conocido y reconocido Gaiteiro de Soutelo.

Piezas recuperadas de las gaitas de Avelino Cachafeiro, por primera vez en muchos años todas juntas.

“Lo que hago es ir tirando de hilos y cada vez voy recogiendo más información sobre los músicos y sus instrumentos”, explica Troitiño sobre su desinteresado trabajo por recopilar y dejar para la posteridad una información que cada vez queda más lejana y con menos testigos de primera o segunda mano. Una vez puesto manos a la obra en esa labor de organización, el forcaricense encontró sin embargo un nuevo hilo del que tirar. “Aunque hay cosas que hay que seguir haciendo de forma presencial, los medios digitales facilitan mucho este tipo de trabajos, especialmente en el confinamiento. Así encontré a Francisco Vieitez Casado, hijo de Francisco Vieitez Fírvida, percusionista del cuarteto de los gaiteiros de Soutelo desde la muerte de Bautista Cachafeiro”. Vieitez, emigrado en Venezuela, y se mostró encantado de poder hablar de su padre con aquel joven ávido de le contase todo lo que recordaba de sus años en Soutelo y de su padre como músico.

Troitiño le explicó el trabajo que realizaba y le pidió una foto de mayor de su padre, ya que la única que tenía en su archivo era de su paso por el grupo, siendo solo un niño. “Un día le pregunté si conservaba algo relacionado con los gaiteiros y me dijo que tenía una gaita guardada, que en cuanto pudiese le sacaba una fotografía. No tardó ni unas horas y la recibí. Allí estaba, una de las gaitas de Avelino Cachafeiro en Venezuela”, explicó Troitiño. “Llevaba cuarenta años metida en un armario”, añade el músico forcaricense emocionado.

Troitiño le dijo que la guardase bien pero Vieitez decidió regalarsela con una frase que no olvidará: “Me parece de alabar el trabajo que estás haciendo, la gaita es tuya”. Ambos acordaron entonces que el emigrado forcaricense le traería y le entregaría en mano la gaita en cuanto pudiese viajar a su tierra natal. Ese deseado viaje por parte de Vieitez comenzó sin embargo a retrasarse. “Siempre me hablaba de lo preocupado que estaba por el COVID y por la situación en Venezuela. Tenía muchas ganas de venir para aquí pero, como la situación no mejoraba, decidió mandármela”, explica. Así fue como, por mediación de Noemí Cendón y de la Hermandad Gallega de Venezuela la gaita de Avelino Cachafeiro cruzó de nuevo el charco para regresar a Galicia.

Sin embargo, esa gaita vino acompañada de malas noticias. Solo unos días antes de llegar, Troitiño recibía a través de las redes sociales la noticia del fallecimiento de su amigo de Venezuela. “La última conversación que tuve con Francisco fue a principios del mes de marzo de 2021 y hace unos días me enteré de su muerte después de no poder superar el COVID. Quiero volver a darle las gracias por el regalo que me hizo y por su amabilidad, eternamente agradecido”.

Un legado histórico

La historia de como la gaita de Avelino Cachafeiro llegó a Sudamérica se inicia a principios de los años setenta, poco antes de que el conocido músico falleciese, el 13 de abril de 1972. En los año cincuenta Francisco Vieitez Fírvida emigró a Venezuela. En uno de los viajes que hizo a Soutelo, en torno a 1970, se encontró con Avelino y este decidió regalársela. Así fue como este instrumento acabó en un armario en Venezuela, pasando después como herencia de padre a hijo.

Ahora, la gaita viajera del Gaiteiro de Soutelo ha vuelto a casa para integrarse en la histórica colección que Rubén Troitiño ha ido reuniendo a lo largo de los años. Fue la propia familia la que le cedió varias de estas gaitas, que habían quedado al cuidado de Avelino Alberte Fírvida, sobrino-nieto del Gaiteiro de Soutelo, a quienes el historiador quiso agradecer su gesto. En total cuenta ahora con siete punteros y tres roncos enteros. Lo curioso es que la gaita llegada desde Venezuela viene a ayudar a recuperar piezas enteras. El motivo es que Troitiño contaba con una gaita con dos piezas de un juego pero una tercera de otro diferente. La gaita llegada desde Venezuela tiene las piezas contrarias, por lo que ahora existen dos gaitas completas de la colección de Avelino Cachafeiro.

Otra de las curiosidades que han mostrado estas gaitas es que uno de los roncos fue adquirido en Asturias y no en Galicia. Para Troitiño, esto demuestra que Cachafeiro jugaba con piezas artesanas de diferentes zonas geográficas en sus gaitas.


Faro de Vigo: La gaita viajera de Avelino Cachafeiro

Estroupeles-troupele – Os gaiteiros de Soutelo

O 13 de abril de 1972 deixábanos Avelino Cachafeiro Bugallo, o gaiteiro de Soutelo, luns 13 de abril de 2020:

Dende aquí vai a miña pequena homenaxe ao que foi e será un dos mellores gaiteiros de Galicia ademáis dun referente para moitos de nós. Con agarimo e respecto aí vai: Estroupeles-troupele.

Adicado a Avelino, ao cuarteto de gaitas e a toda a súa familia. Viva Avelino e Soutelo de Montes!

#músicaencuarentena #covid19 #coronavirus #euquedonacasa #euestounacasa